Cómo limpiar la casa antes de mudarse

limpiar la casa antes de mudarte

Cómo limpiar la casa antes de mudarse

Si te estás preparando para mudarte, es importante que conozcas estos consejos sobre cómo limpiar la casa antes de mudarte, porque antes que nada destacamos la importancia de limpiar la casa antes de mudarnos y no después, porque nos ahorrará mucho el estrés y las molestias. Por un lado, siguiendo algunos consejos, verás que es mucho más fácil de lo que parece, y los resultados son excelentes.


Durante la gestión de mudanza es esencial tener al día los procedimientos de gestión, por eso en estos enlaces te brindamos la información que necesitas para realizar el proceso.

  • Dependiendo del ayuntamiento, existen diferentes lugares para cambiar el titular del suministro de agua. El coste de cambiar de propietario varía según la ciudad. En la mayoría de ciudades se debe abonar una fianza de 50 a 100 euros para evitar futuros impagos por parte del propietario y se devolverá al finalizar el contrato. La cantidad pagada también dependerá del tamaño del dispositivo de medición, cuanto más grande sea el dispositivo de medición, más grande será el dispositivo de medición.
  • Te mostramos los precios de gas del mercado, junto con una estimación de lo que pagarás cada mes. Conoce el mejor gas natural para viviendas y comercios con o sin calefacción.

Limpiar techos

A la hora de organizar la limpieza, es recomendable empezar siempre por limpiar el techo, porque entonces todo el polvo, pelusas, bichos, etcétera, que desprendan, caerá sobre la superficie sucia, no sobre las zonas que hemos limpiado antes.

La ventaja de los techos es que no se ensucian demasiado, pero aun así no es tan difícil poner un trapo en el cepillo de una escoba y atravesar todos los techos y molduras.

Limpiar en seco a menos que notes algún tipo de mancha, en cuyo caso puedes subirte a la escalera y usar un paño húmedo para limpiarlo más a fondo.

Lo más importante, tenga mucho cuidado de no golpear el molde, y si tiene que subir un banco o una escalera, asegúrese de anteponer su seguridad.

Paredes

A continuación pasaremos a las paredes, en el sentido de que podemos hacer lo mismo con el techo, es decir, con la ayuda de una escoba que tenga un buen trapo al final, podemos hacer que brillen.

Generalmente, podemos hacer el trabajo, pero nuevamente, si notas una mancha, puedes humedecer el paño sin ningún problema. Si es necesario, rellena los huecos o pequeñas imperfecciones que observes con un poco de masilla para pintar, esta es de fácil aplicación, y una vez seca, lijar ligeramente para unificar la superficie.

Después de esto, hay que seguir pintando, en el sentido de que lo ideal es pintar al menos toda la tela para evitar contrastes de color, y en lo posible pintar todas las paredes para obtener los mejores resultados.

Sistemas de calefacción y ventilación

Si tienes instalados sistemas de calefacción, aire acondicionado o ventilación  ahora es el momento perfecto para empezar a limpiar.

En un acondicionador de aire, debe abrir la puerta frontal para quitar el filtro y limpiarlo a fondo. La mayoría de los aires acondicionados te permiten lavar directamente con agua, así que solo tienes que dejarlo secar y luego puedes volver a ponerlo y estar seguro de que funcionará perfectamente.

También es muy importante limpiar la rejilla y cualquier residuo que se haya podido acumular, ya sea en el electrodoméstico o en la rejilla de la pared, o incluso en el radiador, si lo hubiera.

Mobiliario

Si un anterior inquilino o promotor te ha vendido una vivienda amueblada, es importante que le hagas una buena valoración.

Dependiendo del material del que estén hechos los muebles, se recomiendan diferentes productos, pero en la mayoría de los casos, un simple producto de muebles de madera y una tela de alta calidad harán el truco.

Recuerda limpiar encima y detrás de los muebles, ya que estas áreas a menudo se olvidan, lo que puede generar una gran acumulación de suciedad.

Si traes sus propios muebles, te recomendamos que los limpies antes de empacar y contrates una empresa de mudanzas para evitar dañar la madera. Si todos tus muebles no caben en tu nuevo hogar, o necesitas guardarlos antes de hacer espacio, lo ideal es contratar un servicio de guardamuebles para proteger tus pertenencias y mantenerlas intactas.

Ventanas

Cuando limpies las ventanas, debes limpiar el marco y el vidrio, puedes usar productos de limpieza como un limpiavidrios.

Sin embargo, si no puede obtener el brillo que desea de los cristales, puede mezclar un poco de vinagre blanco con agua caliente y limpiar con papel, y funciona muy bien.

Cuarto de baño y cocina

Los baños y las cocinas son lugares donde debes prestar más atención porque además de limpiar, es muy importante higienizar a profundidad.

Utiliza un producto higienizante para limpiarlo todo, ya sea un producto especial para la limpieza del baño o una mezcla de amoníaco y agua, y para cocinas necesitarás un desengrasante de buena calidad si tienes zonas grasosas (como una campana extractora).

Suelos y rodapiés

Ahora que todo está casi limpio, es hora de comenzar a limpiar los zócalos y los pisos. Si la casa aún no está amueblada, la limpieza es rápida y fácil, y probablemente sea el momento perfecto para pulir los pisos.

A la hora de limpiar, puedes utilizar una escoba, una aspiradora y, si es necesario, un trapo para limpiar manualmente los zócalos, y no olvides fregar al final para asegurarte de que todo quede impecable.

Además de aprender a limpiar una nueva casa, estos consejos también pueden ayudarte a limpiar a fondo una segunda casa. Los siguientes pasos son prácticamente los mismos, excepto que la nueva casa se muda para encontrar más restos relacionados con el trabajo, mientras en una casa más antigua, generalmente se encuentra polvo o pelusa, algunos otros insectos y posiblemente los restos de inquilinos anteriores. ¿Y si contratas las limpieza de tu nueva casa a una empresa de limpieza profesional? Contacta con nosotros para solicitar más información.

No Comments

Publica un Comentario